Los mejores institutos de música del mundo

Los mejores institutos de música del mundo

Escuela de música Iztapalapa

Una vez que la educación musical empieza, despiertan y se desarrollan las facultades humanas, hay ciertos estudios que demuestran que la música tiene numerosos beneficios para pequeños y grandes, entre estos mejorar la compresión e interrelacionar los conocimientos. Asimismo, la educación musical en la adolescencia provoca en el alumno mejorar las respuestas del cerebro al sonido, así como de las habilidades lingüísticas. Así que no dejes pasar las inscripciones a la escuela de musica iztapalapa, por ejemplo, puedes elegir la que te quede más cerca de casa.

Un estudio de la Universidad de Northwestern en EU, señala que la instrucción musical ayuda a mejorar las habilidades que son fundamentales para el éxito académico. A continuación, algunas de las mejores escuelas del mundo catalogadas por el portal Festivalmorelia.mx:

Berklee College of Music (Boston, EEUU)
Fundado por el pianista y arreglista Lawrence Berk, este prestigioso colegio estadounidense está especializado en música contemporánea, arte musical y negocios musicales. Su formación académica se ve complementada por una preparación para la posterior vida profesional de los alumnos. Por eso, y por la formación especializada en producción o en estilos como el rock y el pop, es considerado el mejor ejemplo de las escuelas de música modernas.

Cleveland Institute of Music (Cleveland, EEUU)
Su principal reclamo se debe a la exclusividad que ofrece: garantiza que la mayor parte de sus alumnos (en torno al 80% cada año) desarrollarán su carrera profesional en las mejores orquestas del mundo, ya sea como coristas, cantantes de ópera o incluso solistas. Para ello, el instituto presume de contar con una cartera de profesores de renombre internacional.

Conservatoire de París (París, Francia)
Su nombre oficial es Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza. Nació de la fusión de las viejas escuelas de canto, música y artes dramáticas de París, así su nombre hace referencia a la formación musical que se ve complementada con la enseñanza de la danza y otras artes escénicas. Su enorme prestigio ha propiciado que el acceso a su programa formativo sea muy caro; en dicho programa, los alumnos conocen un sinfín de estilos musicales y se introducen en los instrumentos clásicos o las clases de canto.

Se destaca por su reducido número de alumnos: alrededor de 165. Pero eso sí, quien consigue plaza en el Curtis Institute of Music lo hace con una beca que financia la totalidad de la matrícula. Su exigente sistema educativo da como resultado brillantes artistas que suelen triunfar dentro y fuera de las fronteras estadounidenses.

Manhattan School of Music (Nueva York, EEUU)
Más de 800 aprendices de músicos apuestan cada año por este centro, su vasto programa formativo incluye un gran número de actuaciones, recitales y clases magistrales (más de 400 cada curso). El equipo docente, formado por alrededor de 300 músicos, aboga por una educación eminentemente práctica que garantiza numerosas oportunidades profesionales para sus estudiantes.

Reid School of Music (Edimburgo, Escocia)
Este centro apuesta por una formación multidisciplinar y moderna, que se esfuerza en combinar la teoría con la práctica musical. En sus instalaciones, los alumnos tienen a su alcance dos salas de conciertos, colecciones de instrumentos de gran valor histórico y una inagotable biblioteca.

 

La importancia de la música en la adolescencia

“El arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite conmoviendo la sensibilidad ya sea alegre o triste”.

La música favorece la atención y concentración de los jóvenes para la atención y concentración potenciando así su rendimiento en la escuela. La música estimula la memoria, el análisis, la síntesis y el razonamiento, en consecuencia, el aprendizaje. Por lo que no te suene extraño si tu hijo te dice que desea entrar a una escuela de musica iztapalapa porque te aseguro que no es una pérdida de tiempo.

La mejora de estas capacidades facilita el aprendizaje de la lectura, de la escritura y de las matemáticas, así como el coeficiente intelectual. La música siempre ha desempeñado un papel importante en el aprendizaje y la cultura, pudiendo llegar a influir en costumbres y tradiciones.

En muchas ocasiones la música forma parte de la tradición de un país o de una región (reggae, tango, folklore, rap, polka, salsa, samba, etc. En numerosas circunstancias se convierte la música en verdadera protagonista pudiendo serlo también los propios intérpretes o sus mismos autores.

La música, los instrumentos y el sonido, constituyen un entramado complejo de sentidos; opera en las prácticas culturales de los jóvenes como elemento socializador y al mismo tiempo diferenciador de estatus o rol.

Muchas veces no solamente la música es un factor influyente en los adolescentes, también los cantantes de las canciones son importantes. Los jóvenes a esta edad se dejan influenciar por la actitud de los cantantes o su forma de vestir, ya que, como es un “famoso” el que lo está haciendo, piensan que está bien y buscan imitarlo, pero eso son síntomas propios de la edad.

Entonces, a manera de conclusión, estos son los beneficios de la presencia de la música en la etapa adolescente, ¡toma nota y regálale a tu hijo una playlist en Spotify!

Estos son los grandes beneficios que tiene la música en el desarrollo del niño:

  1. Seguridad: A través de la música el niño puede expresarse y mostrar a los demás lo que le gusta y lo que es capaz de hacer. Al lograr sus metas hará que el alumno vaya confiando cada vez más en sí mismo y más aún al compartir su talento con otras personas donde será aceptado y reconocido.
  2. Concentración: La música también es beneficiosa para el niño en cuanto al poder de concentración y ayuda a mejorar su capacidad de aprendizaje en matemáticas. La música es pura matemática. Además, facilita a los niños el aprendizaje de otros idiomas, potenciando su memoria
  3. Mayor coordinación: En el aspecto físico, la correcta ejecución de un instrumento musical logra desarrollar la coordinación corporal.
  4. Fomenta la constancia y la disciplina: Aprender a tocar un instrumento es un reto que requiere de práctica constante y paciencia, estos elementos se vuelven también parte de la vida cotidiana de la persona.
  5. Ejercita la memoria: Al tocar cualquier instrumento, el uso constante de los dos hemisferios cerebrales ejercita la memoria teniendo mayor agilidad mental. Basándose en lo anterior, se dice que las personas que han practicado algún instrumento desde muy niños son menos propensas a padecer en su vejez enfermedades neurodegenerativas
  6. Mejora las habilidades del lenguaje: La conducta o la inteligencia espacial, esta última fundamental para resolver ágil y acertadamente problemas relacionados con su enseñanza, así como los cotidianos.
  7. Creatividad: El alumno que toca un instrumento se vuelve más creativo en la solución de problemas cotidianos.
  8. Ayuda a vencer algunos miedos: Un niño o adolescente que tenga pánico a hablar en público o ponerse encima de un escenario, al tocar un instrumento le ayudará a eliminarlo porque conforme se vaya involucrando en ese aprendizaje, ira creando confianza que lo llevará a tomar la decisión de presentarse ante otras personas y sentir menos miedo en cada presentación.
  9. Genera relaciones sociales más profundas: Una persona que toca algún instrumento enseguida llama la atención. Nos acercamos a ella simplemente porque a la mayoría nos gusta la música. Así que el ser alguien a quien le guste mucho la música y sepa tocar atraerá a otros iguales, llegando quizás a formar lazos de amistad muy fuertes.
  10. Reduce el estrés y la depresión: La música es un tranquilizante natural. En una situación de tensión, la música ayuda a relajarnos y volver a la calma.

La música y el ser humano

Los últimos hallazgos en neurología, psicología y biología parecen demostrar que la música es muy importante para nuestras vidas. El escuchar melodías agradables, no sólo modifica el estado de ánimo, sino que puede tener una influencia muy positiva en el desarrollo cognitivo humano, en el estímulo de la inteligencia en incluso, la salud,  como lo dicen en escuela de musica Iztapalapa.

Hoy en día, el estudio de la relación entre la música y bienestar se ha convertido en una fértil fuente de investigaciones. Una de las teorías más defendidas al respecto informa de que la naturaleza humana dicta las condiciones que han de tener una secuencia de notas para que las interpretemos como una pieza musical.

De hecho, es posible que la música remede lejanamente la organización de ritmos internos de nuestro cuerpo, como el latido del corazón, el tempo de la respiración o la sonoridad vocal de las palabras. De ese modo podría explicarse por qué todas las manifestaciones musicales del mundo cuentan con una base emocional común.

Por muy diferentes que sean su estructura, tonalidad o ritmo, las músicas del planeta comparten una línea básica: un japonés, aunque no sepa una sola palabra de flamenco, es capaz de detectar que una bulería transmite sensaciones alegres y una taranta produce emociones más tristes.

Los psicólogos británicos John Sloboda y Patrik Juslin, de la Universidad Keele, han estudiado en profundidad este fenómeno y lo han relacionado con la capacidad de sorpresa del ser humano. Sloboda asegura que “la base de nuestro comportamiento emocional es la capacidad de respuesta a situaciones que, de algún modo, nos sorprenden”.

La música y la salud

La experiencia demuestra que muchas personas con afecciones de los centros de procesamiento del habla no pierden necesariamente la función musical. Se han detectado casos de personas aquejadas de amusia (incapacidad total para distinguir notas musicales) que escuchan palabras y hablan sin problema.

Los especialistas del Centro Nacional de Investigación de Alzheimer de Brescia, Italia, están convencidos de que se puede utilizar la música como herramienta de diagnóstico para esa enfermedad enfermedad. Su idea comenzó a tomar forma cuando detectaron que dos pacientes con demencia frontotemporal comenzaron a disfrutar estilos musicales que antes no les gustaban.

Uno de ellos, de 68 años de edad, comenzó a escuchar a todo volumen canciones de un cantante pop italiano propio de públicos quinceañeros. Otro, en este caso una mujer de casi 80 años sorprendió a sus cuidadores con un repentino amor al rock.

Estos síntomas no se han detectado en otros tipos de demencia, como el Alzheimer; por eso, los médicos creen que los cambios bruscos de preferencias musicales podrían servir como indicio precoz del advenimiento de una enfermedad mental determinada.

 

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]

About The Author

versatil
¿Aprender a tocar el violín siendo adulto?clases de guitarra iztapalapaAprendiendo a tocar la guitarra
Twitter Facebook Pinterest Google+ Linkedin

CONTACTO

Dirección

José López Portillo Mz. 4 Lt. 33, Iztapalapa, Guadalupe del Moral, 09300 Ciudad de México, CDMX

Teléfono

5519062227

Twitter Facebook Pinterest Google+ Linkedin
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]
WhatsApp Mándanos Whatsapp